Tag Archive: Balbina Herrera


Como he mencionado en otras ocasiones, no son muchos los recuerdos conscientes que tengo de la dictadura. Recuerdo a los civilistas, los pañuelos blancos, las marchas y la sonadera de pailas, mas si dijera que recuerdo a sus personajes, estaría mintiendo.

El Knockout de hoy en La Prensa muestra a uno de estos personajes, Aurelio Barría.

KNOCKOUT / Aurelio Yeyito Barría

Si el gobierno de Martinelli sigue centralizando el poder, caeremos en una dictadura civil

FLOR MIZRACHI ANGEL
flor@prensa.com

La lucha por la justicia en Panamá tiene un rostro de vieja data. Aurelio Yeyito Barría, líder de la Cruzada Civilista, asegura que los pañuelos blancos siguen tan vigentes como hace 20 años. Sobre todo ahora, que la sociedad empieza a temerle a las represalias,

¿Qué sintió al ver a Balbina Herrera con pañuelito blanco (en la marcha de reactivación de la cruzada)?

Sorpresa, pero te aseguro que fue más difícil para ella que para mí.

¿Por la conciencia?

Porque ella es la antítesis de la cruzada. ¿Crees que los políticos tienen conciencia?

¿Es cierto que usted cuestionó al Ejecutivo por orden de los Motta, empresa donde trabaja, para evitar las medidas fiscales que los afectarían a ellos?

Eso es falso. Hoy, como ayer, yo lucho por mis principios y convicciones.

¿Qué pasó con José Raúl Mulino? ¿Se le olvidaron sus tiempos de civilista?

No, espero. Debería oír más a la sociedad civil, que cuestiona y no co-gobierna.

¿Cuánta importancia le da el gobierno a la sociedad civil?

Del uno al cinco, dos.

¿Ve hoy a la sociedad civil más o menos decidida que hace 20 años?

La sociedad civil está empezando a tener temor, de nuevo, a las represalias. Eso es un mal síntoma.

Ya tenemos democracia. ¿Y justicia?

Débil, pobre e interferida por el Ejecutivo.

¿Este gobierno es autoritario?

Está mostrando eso, y tiene un riesgo. Si el gobierno de Martinelli sigue centralizando el poder, caeremos en una dictadura civil.

¿Usted votó por él?

Sí. Como independiente.

¿Y se arrepiente?

No… era el menos malo.

¿En qué se diferencian Bucaram y Martinelli?

No sé, porque a Bucaram lo sacaron… Yo espero que a Martinelli no le pase eso.

El nivel de corrupción en Panamá, del 1 al 5.

5.

Violencia.

5.

Valores cívicos.

3.

100 para los 70, bonos, mochilas… ¿Medidas populistas o deudas históricas con la población?

Son un paliativo, pero no resuelven el problema.

¿Qué prefiere, consultas ciudadanas sin resultados o resultados sin consultas ciudadanas?

Resultados sin consultas, pero lo ideal sería consultas con resultados.

¿Qué cree usted que debe pasar con Noriega?

Debe cumplir sus condenas en Panamá y en Francia. Aún no ha saldado su deuda con la sociedad panameña.

¿Ya lo perdonó por su secuestro y encarcelación?

Me es indiferente.

¿Qué le diría si lo tuviera enfrente?

Ya lo tuve frente a mí en el juicio en Miami, y le dije: “así te quería ver”. Y así lo quiero seguir viendo.

¿Qué rechaza usted más que a los militares?

Corrupción e impunidad.

¿A qué militar prefiere? ¿A Daniel Delgado Diamante o a Gustavo Pérez?

A ninguno de los dos. Soy alérgico a los militares.

¿Le tienta la función pública o está cómodo en la empresa privada?

Estoy cómodo. Para participar hay que pertenecer a un partido político, y todos están desprestigiados.

Usted fue director del Fondo de Emergencia Social, hoy Fondo de Inversión Social. ¿Antes había tantos chanchullos como ahora?

No. Ahora, sin control previo y con la plata en manos de los políticos, la pobreza está politizada.

¿Qué no ha visto todavía en el país?

Voluntad desinteresada de servicio en los políticos.

¿Cuándo volverán a sonar las pailas?

Más temprano que tarde.

PERFIL

El fundador de la Cruzada Civilista, Aurelio Barría, es licenciado en economía y finanzas. Ha sido presidente de la Cámara de Comercio, diplomático de la Embajada de Panamá en Washington y director del Fondo de Emergencia Social. Es el vicepresidente ejecutivo de Motta Internacional.

Anuncios

Cada año, “empresa de energía X” (donde trabajo) manda a hacer mochilas y útiles para distribuir en las escuelas dentro de las áreas de influencia de las plantas.

Las mochilas, reglas, lápices y plumas llevan el logo de la empresa mientras que los cuadernos llevan artes alusivos a los proyectos que se han realizado en educación, infraestructura y conciencia ambiental. Modestia aparte, debo decir que los cuadernos del año pasado quedaron muy bonitos, y que todavía se usa el arte con los tips de educación ambiental escritos por esta su servidora.

Todos estos productos se cotizan a través de nuestro departamento de compras y se adjudican al mejor postor, es decir, mejor relación precio-calidad, pero debo reconocer que se trata de mochilas bonitas y fuertes, y los implementos de escritura y las reglas son de marcas conocidas.

A pesar de que se trata de productos de calidad, aun así escuchamos quejas, especialmente en las comunidades más humildes, de que las mochilas son muy pequeñas y se descosen con facilidad.

Como ya he mencionado, no es una Jansport ni una Kipling, pero es una mochila que debe resistir una carga decente de útiles. Además, tampoco es que los estudiantes en los colegios públicos cargan tantos chécheres (disculpen el cinismo de este último comentario).

Tomando todo esto en cuenta, se me despierta la curiosidad de saber qué tanto cargan esos chiquillos en sus maletas y es ahí que me dicen que no es que los niños usan las mochilas para la escuela, sino que sus padres se las quitan para cargar sus cultivos…

Me consta, ya que el pasado noviembre en una gira a Bocas del Toro, vi una de las mochilas que se entregaron tirada en un monte cerca de un vivero, sucia, cochina y maltratada por la intemperie.

Ahora, el actual gobierno ha tomado la medida de distribuir mochilas con útiles a los más de 800,000 estudiantes de los colegios públicos del país, e igual que las mochilas de “empresa de energía X”, la gente dice que estas son una porquería.

Cuenta mi querida suegra, que es educadora, que sus colegas le cuentan que el día que distribuyeron las mochilas, los estudiantes agarraban y las tiraban a la basura.

Critican a Papadimitriu por defender el hecho que las mochilas salieron a $3 cada una. Señores: Esto es simple economía de escala. A mayor el volumen de la compra, menor el precio unitario.

Y cuando Lady B pagó $10.50 c/u en una compra de 2,500 mochilas cuando fue diputada de San Miguelito en vez de los $30.00 por docena, es decir $2.50 c/u… ¿Acaso nadie se acuerda de eso?

Entonces, si desperdicias la plata del pueblo es malo, pero si les regalas algo y procuras que la compra sea a un precio justo, también?

Sea cual sea el caso, la gente igual no aprecia lo que se haga por ellos. Tras que están mal acostumbrados a que les regalen las cosas, ahora resulta que están cambiando en cantinas los bonos de $20 que está dando el gobierno. ¡Belleza!

Honestamente no es mucho lo que recuerdo específicamente del 20 de diciembre de 1989. Tenía solo 5 años, pero la acción de la época la vi casi desde butacas VIP.

De un lado, tenía la Universidad de Panamá y hasta mi casa llegaban los gases lacrimógenos cuando habían protestas. Recuerdo los pitufos, los doberman, los pañuelos blancos y a mis vecinos aporreando pailas (dice mi mamá que yo acompañaba aporreando potes de helado). Del otro lado, tenía los almacenes de Vía España, escenario del saqueo. Mi calle era ruta obligatoria para la gente de Curundú que hizo shopping ese diciembre cortesía de los gringos.

Tampoco es mucha la información disponible sobre este periodo en los libros de texto. Dicen que eso se debe a que muchos de los historiadores son nacionalistas y prefieren no narrar hechos que manchen la historia patria. Tal vez prefieran no recordar, o quieran evitar alguna clase de confrontación, como la que vi este jueves entre Maribel Cuervo de Paredes y Renato Pereira en el especial de Telemetro.

Aunque tampoco creo que sea tan fácil sacar el coraje de desenterrar esos muertos cuando la nueva democracia premia a los esbirros de Noriega con ministerios y curules, como es el caso de Benjamín Colamarco, Balbina Herrera, Pedro Miguel González y Daniel Delgado Diamante, por mencionar a algunos.

Al cumplirse 20 años de la caída de Noriega, los medios de comunicación y comentaristas de toda talla nos bombardean con su versión de los hechos.

Por ejemplo, La Estrella sacó una serie de 20 entregas diarias desde el 1 de diciembre titulada “La Caída”, por Guido Bilbao. La Prensa presenta opiniones contrastantes con los artículos de Betty Brannan Jaén (posiblemente civilista y anti-PRD) y Elda Maúd De León (quien elogia los logros del gobierno revolucionario y menosprecia el Panamá post-invasión), y El New York Times coloca el evento en su sección “On This Day” con todo y reproducciones de la portada de esa fecha disponible para su compra.

Basada en sus entrevistas para un video realizado para La Estrella online (http://www.laestrella.com.pa/mensual/2009/12/20/contenido/lacaida.asp), la periodista Yureth Paredes concluye en su locución que para los jóvenes de hoy, el diálogo hubiese sido clave para acabar con la dictadura de Noriega y que la invasión fue un hecho innecesario. Aparecen 5 entrevistados, de los cuales 4 dicen su edad. De estos cuatro, uno tiene mi edad, otra era una bebé y el otro ni siquiera había nacido para cuando ocurrió la invasión, por lo que realmente no califican (ni yo tampoco) para dar una opinión de peso sobre los hechos.

A falta de documentación y datos estadísticos de veracidad comprobada (todavía hoy no se sabe realmente cuánta gente murió en la invasión), la poca o nula información de los libros de historia, y la desaparición de los periódicos de esa época que mi tío guardaba, no me queda más recurso que lo que sale en los medios, o los cuentos de mi mamá.

¿Fue realmente necesaria la invasión? Realmente no lo sé, pero la historia demuestra que la libertad se paga con sangre y por más antibélica que diga ser, con diálogo no sacaron a Hussein ni sacarán a Chávez ni a Fidel.

¿Fueron necesarias esas muertes? No y nunca lo serán. Pero para estas fechas se acuerdan es de los que murieron en el proceso de acabar con la dictadura y no de los que murieron durante ella.

Honestamente no es mucho lo que recuerdo, pero sé que así de fácil no lo olvidaré. Quien quita y si hubiese escrito en ese entonces lo que escribo hoy, tal vez me hubiesen desaparecido también.

http://www.flickr.com/groups/dictadurapanama/pool/

Portada del NYTimes del 20 de diciembre de 1989


Entonces… ¿en qué quedamos?

Una de las cosas de la campaña de Balbina Herrera que más me erizaba los pelos cada vez que lo escuchaba era su propuesta de “una policía con disciplina militar”.

Dado su récord, eso me sonaba a que pondría a todos sus gorilas de las (¿extintas?) Fuerzas de Defensa de Panamá. Digo, qué más podríamos esperar si ya Martincito había puesto a Triple D como Ministro de Gobierno y Justicia, y por ende, al mando de la Policía Nacional.

Ahora me viene el loco con que designó como jefe de la Policía Nacional, no solo a un ex-militar, sino uno quien todavía mantiene comunicación con Manuel Antonio Noriega.

Leí el artículo completo y al parecer Pérez es un tipo normal, en un trabajo normal de seguridad, y que no ha dejado atrás su disciplina.

No han terminado los rumores de que Lucy Molinar va para el Ministerio de Educación y todavía no me explico qué hace Guillermo Ferrufino como Ministro de Desarrollo Social… que el tenga un programa de TV donde reparta cosas, no quiere decir que sea la persona indicada y Lucy me parece demasiado conflictiva como para lidiar con gremios tan recios y rancios como los educadores.

Lo único que digo es: Ricardito, te di mi voto. Ahora no me falles.

EL MILITAR NARRÓ SU vivencia DENTRO DE LAS FUERZAS DE DEFENSA Y cómo quedó absuelto del CRIMEN DE UN CIVIL

Del Batallón 2000 al servicio de Martinelli

Gustavo Pérez fue uno de los principales hombres dentro de las fuerzas especiales que creó Noriega, y lo acompañó hasta el final.

 

Rafael E. Berrocal R.
UNIDAD DE INVESTIGACIÓN
rberrocal@prensa.com

Gustavo Pérez (hijo) no disimula su pasión por los temas militares, las armas y las tácticas de seguridad. Tampoco oculta su formación como soldado graduado en Estados Unidos, y su experiencia junto al ex dictador Manuel Antonio Noriega, que empezó en el Batallón 2000 y terminó en el comando elite llamado Unidad Especial Anti-Terror (Uesat), organismo vinculado a varias muertes de civiles durante la dictadura.

Allí llegó a ocupar el segundo puesto en mando, hizo frente al Ejército estadounidense durante la invasión en 1989, y fue vetado por el entonces vicepresidente de la República, Ricardo Arias Calderón, para regresar a la fuerza pública de Panamá.

20 años después, Pérez está por volver a la palestra pública para comandar la seguridad de todos los panameños, ya que ha sido designado por el presidente electo, Ricardo Martinelli, como el director de la Policía Nacional a partir de julio.

En su primera entrevista, Pérez aceptó hablar con este diario y responder a las preguntas sobre su pasado, su relación con Noriega, la visita al líder de Libia, Mohamar Kadafi, y su vinculación al crimen del civil estadounidense Raimond Dragset, el 19 de diciembre de 1989.

Él todavía mantiene su doctrina militar y al ver el tatuaje del fotógrafo de este medio al final de la entrevista, dijo: “así tú no puedes entrar a Panama Ports”. Fuentes de las ex Fuerzas de Defensa, que pidieron no ser identificadas, también hablaron de su experiencia con Pérez.

CON LAS BOTAS PUESTAS

Pérez, hoy de 48 años, llegó a Panamá en 1982 graduado de la academia militar The Citadel, Carolina del Sur, como licenciado en administración de empresas y ciencias políticas. Tenía una oferta de trabajo en el banco Bladex, pero se resistió a tomar este empleo porque –dijo– lo suyo era lo militar.

Por una semana, Pérez se sentó en las afueras del Cuartel Central intentando introducir su hoja de vida. En el quinto día un escolta de Noriega le recibió el documento y le dice: “te voy a dar la oportunidad”. Ese mismo día a las 5:00 de la tarde, Pérez recibió la llamada del Cuartel Central y le piden que se presente al Batallón 2000. “Me afeité la cabeza, limpié mis botas, me puse camuflaje, mi Rolex, y partí en mi BMW para mi primer trabajo”, narró Pérez en la entrevista.

El entrenamiento de admisión de Pérez a las Fuerzas de Defensa de Panamá fue de cinco meses. Pérez pasó por la escuela de paracaidismo, el grupo Pana-jungla, la fuerza anti-terror, y los denominados hombres rana.

SU ASCENSO

En 1987, en plena crisis de Noriega con Estados Unidos, Pérez fue pasado a la Uesat como sargento y llegó a escalar al rango de teniente y segundo en mando dentro de este equipo especial que operaba desde isla Flamenco y que días antes de la invasión tuvo que mudarse a Panamá Viejo porque los estadounidenses habían bloqueado la entrada a la calzada de Amador.

En ese cargo, Pérez cumplió con misiones de Noriega en el exterior y viajó como escolta de las hijas del general a Libia, donde se reunió con Mohamar Kadafi. En ese viaje también conoció al dictador iraquí Saddam Hussein y al líder palestino Yasser Arafat, durante una reunión de los llamados “países no alineados”.

Fuentes militares de esa época dijeron que la misión era concretar la compra de misiles tierra-aire para amedrantar al Ejército de Estados Unidos, pero ello no se logró. Pérez sostiene que la misión era conseguir un préstamo para el Estado panameño.

LA INVASIÓN

Pérez estuvo hasta el final del régimen militar.

Cuando Noriega le declaró la guerra a Estados Unidos, Pérez estaba recibiendo un entrenamiento en la base de infantería estadounidense llamada Fort Bening. La situación lo obligó a interrumpir el entrenamiento militar y regresar a Panamá para incorporarse a la Uesat en junio de 1989, grupo que estaba al mando de Ramón Díaz.

“Yo no comprendía la situación, mi problema eran mis hombres. Me promovieron a teniente y ejecutivo de la base, era el subjefe de la Uesat, el que ejecutaba las órdenes”, explicó Pérez.

“Estábamos listos para cualquier amenaza. Teníamos información 48 horas antes de que nos iban a invadir, pero siempre pensé que era un relajo”, agregó.

Llegó la invasión y Pérez con sus hombres salieron a dar la batalla. “Salíamos en operaciones secretas en los días de la invasión”, comentó Pérez. Incluso uno de los relatos del ex capitán Asunción Gaitán –considerado la mano derecha de Noriega, condenado por la masacre de Albrook y actualmente refugiado en Cuba– describe cómo uno de sus grupos se unió al comando de la Uesat para impedir el desembarco y el ataque de los helicópteros Black Hawk en el área de Paitilla con ametralladoras antiaéreas.

Pero no pudieron con la batería aérea de Estados Unidos. Pérez recibió un mensaje del vicepresidente Ricardo Arias Calderón para que se entregara. “Al final le dije a mis hombres: tomen vacaciones, todo se acabó”, comentó Pérez.

El 22 de diciembre, Pérez se entregó al Navy Seal en el aeropuerto de Paitilla y fue trasladado a la base estadounidense de Howard como prisionero de guerra. Días después fue liberado.

Dice Pérez que fue porque los gringos no le encontraron nada en su contra.

Pero al llegar a su casa lo estaba esperando el Departamento Nacional de Investigaciones (Deni) para arrestarlo por su vinculación en el crimen del estadounidense Raimond Dragset. Estuvo arrestado una semana en la cárcel Modelo, luego fue liberado por no haber pruebas en su contra.

ACUSADO DE GOLPE

Después de la invasión, Pérez tuvo varios intentos por entrar a la Policía Nacional y hasta fue acusado de estar promoviendo un golpe de Estado contra el gobierno de Guillermo Endara desde la Policía Municipal.

Pérez confirmó todos esos datos a este diario, pero negó que su intención hubiese sido dar un golpe a Endara. “Yo solo ayudé a la alcaldesa Mayín Correa a crear la policía municipal, nada más”, dijo el ex militar.

Antes de ello, Pérez había aplicado para jefe de la Policía Nacional, pero Ricardo Arias Calderón se lo había negado. Fuentes militares aseguran que fueron los gringos los que lo vetaron por su relación con Noriega.

Tras ese tropiezo, Pérez contó que encontró un trabajo como subcontratista en el Canal de Panamá en temas de seguridad operacional. Durante el gobierno de Ernesto Pérez Balladares fue nombrado director de seguridad aeroportuaria.

En 1997, Pérez entró como jefe de seguridad en Hutchinson Whampoa Limited en Panamá y llegó a ascender al cargo de jefe de seguridad de la compañía portuaria para toda América.

En 2004, Pérez hizo un nuevo intento por llegar al puesto de jefe de la Policía Nacional en el gobierno de Martín Torrijos.

Fue quien trabajó el plan de seguridad de Torrijos cuando ganó las elecciones. Su principal promotor era Rodolfo Charro Espino, tío del mandatario electo en ese entonces.

Pero a la hora de tomar la decisión, Torrijos designó a Gustavo Pérez (padre) en la Policía Nacional. “Yo le dije a mi papá que no se preocupara y que aceptara el cargo”. Él siguió en Hutchinson.

Ahora su sueño parece estar cerca de la realidad. Pérez se incorporó al plan de seguridad del presidente electo, Ricardo Martinelli, y este lo designó jefe de la Policía Nacional a partir del 1 de julio.

“Cuando me lo propuso yo le dije que era un honor servirle a la patria, pero también le dejé claro que era del Partido Revolucionario Democrático”, afirmó Pérez.

LLAMADAS DE NORIEGA

Fuentes vinculadas a Pérez sostienen que él todavía mantiene comunicación con Noriega, quien permanece en una cárcel en Miami, Florida. Pérez lo niega, pero aceptó que cuando su padre murió en septiembre de 2008, Noriega lo llamó para darle el pésame. “Es curioso, el presidente Torrijos no lo hizo, pero Noriega sí”, expresó Pérez.

Evitó hablar sobre su plan de trabajo porque lo considera contraproducente en estos momentos, pero sostiene que se trata de un reto muy difícil. Ahora Pérez señala que la misión que tiene es totalmente diferente a la que tuvo cuando trabajó para el comando de Noriega. “En ese tiempo mi misión era liderar tropas; ahora es otra”.

Espero que entiendas

Tomando en cuenta que ya se confirmó el primer caso de influenza porcina en el país, ya la política es noticia vieja, pero no podía evitar compartir esto, en especial con aquellos que al igual que yo, somos demasiado jóvenes como para tener consciencia de lo que ocurría en Panamá en aquella época que Balbina se alzaba como figura pública.

MENSAJE

Balbina, el pueblo ha hablado

Carlos E. Guzmán L.
opinion@prensa.com

El orgullo que tengo respecto a mi padre, Carlos Efraín Guzmán Baúles, es tan grande, que desde el día de su vil asesinato nunca tuve en mi corazón un sentimiento de venganza hacia quienes planearon, ejecutaron y apadrinaron el ataque a la marcha organizada por la Cruzada Civilista Nacional, aquel domingo 13 de septiembre de 1987. Sin embargo, sí un profundo dolor al ver caer su cuerpo sin vida; y al ver aquella trágica escena, surge de mi mente una pregunta: ¿Por qué?

La marcha civilista sólo exigía libertad, justicia y democracia, exigía un mejor país, exigía el país que hoy día tenemos y que ellos no quisieron. Aclaro que en el país que hoy día tenemos, aún nos queda un largo camino por mejorar.

Hemos dejado que el tiempo cure las heridas del pasado; gran error hemos cometido. Hoy día estamos pagando las consecuencias por no haber actuado con justicia en su debido momento. ¿Qué puede ocurrir en nuestro país si no tenemos actos de justicia? Pues lo mismo que sigue ocurriendo todos los días, cada mes y cada año que pasa: la degradación del futuro que todos deseamos.

Estas pasadas elecciones tuvieron características similares a las del 7 de mayo de 1989. Las únicas diferencias que puedo analizar son dos. La primera es que en aquella ocasión hubo robo de urnas y de actas, y la segunda, consecuencia de la primera, es que el tribunal electoral declaró el 10 de mayo de 1989 la nulidad de las elecciones en todos los niveles de los cargos que estaban en juego.

Las similitudes son muchas, como la unión del país por un mismo sueño, la unión de los partidos políticos verdaderamente democráticos, la sensación de peligro que se vivió antes y durante la ejecución de las elecciones, el rechazo a una figura maligna y, por último, los resultados de las elecciones.

Los resultados de las elecciones del 7 de mayo de 1989 son casi idénticos a los del domingo 3 de mayo de 2009. Según un recuento de votos basado en el 80.9% de las mesas de votación, la oposición ganó con el 65%, y Colina pierde con el 26% de los votos, el 9% de los votos restantes me imagino que quedan como nulos o en blanco.

Estos resultados demuestran que al igual que en las elecciones del 7 de mayo de 1989 decidimos no saber más de Noriega, en las recientes elecciones del 3 de mayo de 2009, decidimos no saber nada de Balbina Herrera. Esto es el sentir del país, es uno de los mensajes del pueblo, y es justicia que el pueblo se hace a sí mismo, a quienes lucharon en las calles y a quienes ofrecieron su vida por esta gran nación.

Balbina Herrera debe entender que el país no la quiere como administradora de la cosa pública y mucho menos como líder de la oposición. ¡Balbina, el pueblo ha hablado, espero que lo entiendas!

Mea culpa y tuya también

Empieza a sentirse la calma antes de la tormenta. Aquella que ataca cuando te has vuelto insensible a las falsas alarmas.

Empiezan a escucharse los “que tal si”, “si hubiese” que tanto nos atromentan.

Ya Juan Carlos Navarro empezó a echarle la culpa de la derrota del PRD a Balbina, lo que no es más que restregarle la sal a una herida abierta y bastante profunda.

Cúpula del partido oficialista está dividida

Navarro: Balbina llevó el PRD al desastre electoral

Tras menos de 24 horas del cierre de las urnas, Juan Carlos Navarro salió a responsabilizar a Herrera de la ‘estrepitosa’ derrota electoral.

 

Leonardo Flores
lflores@prensa.com

Juan Carlos Navarro, el compañero de fórmula de Balbina Herrera, responsabilizó a la candidata oficialista y a otros altos mandos del Partido Revolucionario Democrático (PRD), de someter a ese colectivo a la peor debacle electoral de su historia.

“Comprendo que luego de lo ocurrido, y que como candidata haya llevado al partido a este desastre electoral, la compañera todavía esté un poco resentida y golpeada. No obstante, no es correcto anteponer aspiraciones o ambiciones personales a los intereses del país y del partido”. Por ello, solicitó que el Comité Ejecutivo Nacional, del cual él forma parte, convoque al Directorio Nacional para que pida cuentas y tomen las acciones necesarias contra los dirigentes responsables de que se haya roto la alianza entre él y Herrera para ir a la Presidencia y a la Alcaldía de Panamá. “No podemos seguir premiando la traición, el juega vivo y el abandono de la ética en la política. Allí están las consecuencias: la estrepitosa derrota a la que nos llevaron algunos irresponsables”, dijo Navarro.

El mismo domingo 3 de mayo, el ex presidente Ernesto Pérez Balladares había pedido la renuncia del CEN.

Herrera, por su parte, dijo que ella se convirtió en la dirigente de la oposición y que por el momento comenzará un recorrido nacional para agradecer el apoyo.

Lo más seguro Navarro se esté lamentando, por que en efecto, si lo hubiesen elegido en las primarias del PRD, tal vez hubiesen ganado o al menos obtenido más votos.

Si tomamos en cuenta que el PRD sacó menos votos que el número de adherentes registrados, esta derrota es un rechazo directo a Balbina Herrera, no solo como posible líder de nuestro país, sino como líder dentro de su propio partido.

Aunque la verdad yo no sé qué más podíamos esperar de alguien que no solo habló pestes de su propia compañera de partido, sino que pataleó para que lo incluyeran en la fórmula ganadora.

Ahora sí viene la vaina…

Panamá votó y, aunque extraoficialmente no se anuncie hasta mañana, Ricardo Martinelli Berrocal es el presidente electo de la República de Panamá.

Lo mejor de la noche fue lo que salió de boca de mi mami cuando le llegó la noticia: “A esa chola se la tiene que estar llevando puta”. Y eso que mi madre no usa malas palabras.

Si bien el discurso de Martinelli no fue tan elocuente ni inspirador, sí fue bastante conciliador, mientras que la Balbinator se enfocó en asuntos internos del partido, no tuvo la cortesía de felicitar a su contrincante, y para rematar prácticamente dijo que por culpa del gobierno actual no ganó… me pregunto dónde estarán sus modales.

No creo que Martinelli hubiese sido mejor perdedor que Balbina dado el caso, pero la historia no recuerda a los perdedores.

Por el otro lado, Guillermo Endara pasa a la historia como el candidato electo con mayor porcentaje en unas elecciones (aunque ahora Martinelli lo destronó) y como el que perdió con el menor porcentaje de votos.

Mientras tanto, solo nos queda esperar al 1 de julio.

No hay plata para reparar el sistema de enfriamiento de la Morgue Judicial, donde hoy en el noticiero del medio día de TVN reportaron que tienen unos 20 cadáveres en estado de descomposición bastante avanzado, pero mi querido Martín Torrijos hace propaganda política para Balbina, no solamente sacando ventaja de su posición como figura pública, violando la constitución y todo juramento que hizo al asumir la presidencia, sino también utilizando recursos del Estado.

¿O creen que por que el vaya a grabar un comercial para el PRD, Martincito va a dejar de usar su chofer de la presidencia o a sus gorilas del SPI?

Lo chévere es que el lambón de Rubén Blades no se queda atrás, pidiendo el voto para la compañera Balbina. Ya perdí la cuenta de cuántos sinverguenzas, chupamedias y corruptos se puede tener en el gobierno a la misma vez.

Ya esta gente no sabe qué hacer, sobre todo cuando ya a meros tres días de las elecciones, su suerte ya está echada.

Creo que está más que claro por quién NO voy a votar. Sin embargo, no voy a dejar de votar.

Tal y como mencioné en mi entrada anterior, me atraso un poco en revisar mis periódicos, pero lo que importa es que los reviso.

De la última barrida que hice, guardé un par de artículos para posterior lectura, y no es hasta ahora que puedo hacerlo, así que vamos a atajarlas una a una… aquí va:

Del 1 de marzo

Titular: Noriega puede votar en elecciones

Medio: Panamá América

Sección: Nación

Periodista: Ereida Prieto-Barreiro

La nota en realidad no trata de que si Noriega puede o no puede votar, sino sobre las modificaciones al Código Penal que ahora permitirá a los reos votar.

No estoy 100% segura de qué quieren decir con llamar “pena accesoria” a la inhabilitación de los derechos ciudadanos de los reos, entre ellos el sufragio, pero no me parece justo, ni coherente que se les reinstituya ese derecho.

No quiero decir que todos los que estén presos lo sean por asesinos, pero tampoco están en el bote precisamente por ser monjitas de la caridad…

Ya de por si, por el hecho de vivir en sociedad supuestamente democrática, hay cientos de miles personas que aunque no cuentan con la educación ni la instrucción para hacer una elección consciente, disfrutan del derecho.  Ahora para colmo de males, les regalamos ese derecho que tanto cuesta a gente que ha violado derechos tan básicos como el derecho a la vida, entre ellos, Noriega.

Del 2 de marzo

Titular: Las mujeres y la política

Medio: Panamá América

Sección: Opinión

Autora: Aracelli De León

Etiquetada como especialista en género y desarrollo, Aracelli De León defiende la candidatura de Balbina Herrera como un ejemplo de superación femenina.

Es cierto que Lady B ha mejorado mucho desde que descubrió el blower y se necesita mucha garra para avanzar los escalafones políticos de la forma que ella lo ha hecho.

Lo chistoso del caso es que habla de Balbina como si fuese la primera o la única mujer en haberse postulado para una presidencia o cualquier otro cargo de elección.

Discúlpeme, licenciada, pero Panamá ya tuvo una mujer en la presidencia y, después del de Martín, fue el gobierno más corrupto que hemos tenido desde que salimos de la dictadura.

Me considero feminista, pero eso no se demuestra por votar por alguien solo por el hecho que también tiene una vagina. Lo siento mucho.

¿Por qué mejor no hablamos de Hilary Clinton, Margaret Thatcher, Golda Meir o Benazir Bhutto? ¿Que tal Michelle Bachelet, Angela Merkel o Cristina Kirchner? ¿Corazón Aquino? ¿Violeta Chamorro? Nos podemos ir más atrás en el tiempo y hablar de Catalina La Grande o la reina Isabel I…

Ya esa etapa de “pobrecitas mujeres, denles chance” pasó hace mucho tiempo… no usen a Balbina como estandarte.

Ok… solo eran esas dos. Luego vuelvo con más.

Creo que he dejado pasar mucho tiempo para escribir sobre los eventos de este carnaval y las declaraciones dadas a TVN por David Murcia Guzmán, estafador que ahora me parece muy, pero muy simpático, así que para evitar enredarnos, voy a desglosarlos uno por uno:

EL LATAZO
Es bien sabido que los políticos criollos son una especie muy particular que hacen lo que sea, así tengan que vender a su abuelita con tal de que votes por ellos.

Por ejemplo, Ricardo Martinelli no dudó saltar en un colchón, al punto de romperlo (lastimosamente me perdí ese video, pero en algún momento de ocio lo buscaré para reirme un rato), pero la que se robó el show fue mi querida Balbinita, que ni corta ni perezosa, se le ocurre ir a tirar agua desde un cisterna.

En carnavales, el ciudadano común y silvestre así como tú y como yo está expuesto a que le tiren agua, añil, confetti, huevos y no quiero imaginarme qué más le podrían tirar a uno. Ahora mi pregunta es, quién le dijo a la Lady B que ella sería inmune a alguno de estos “ataques”?

Si bien es cierto que fue bastante bochornoso que la pobre terminara vuelta un adefesio en el hospital, echándole a perder los cientos de miles de dólares que se ha gastado en cirugía y Love Lee, Balbina Herrera no tenía nada que hacer en unos carnavales.

Y ahora quiere hacer una cacería de brujas y llamarlo crimen electoral… Por favor, eres una figura pública: OCUPA TU LUGAR!!

Vuelvo y repito, es un bochorno, tanto para el que le tiró la lata, como para la misma Balbina.

TIMADORES
Casi muero de la risa al escuchar la retransmisión que hizo Juan Carlos Tapia de la entrevista que hizo TVN a David Murcia Guzmán, sus declaraciones sobre los candidatos que en algún momento le tocaron la puerta en busca de contribuciones de campaña y, particularmente, sus opiniones sobre los candidatos presidenciales.

Parecía que me hacían cosquillas al saber que un estafador correteado en no sé cuántos países, un criminal, diera semejantes declaraciones sobre Balbina y Martinelli.

Fue muy elocuente el muchacho… digo, hay que tener tremenda labia para embaucar a la cantidad de gente que estafó… Que si Balbina es una resentida social, que si tenerla en la presidencia limitaría la entrada de inversionistas al país, que si quiere implantar un régimen como el de Cuba o Venezuela, que si es acertado elegir a Martinelli como presidente por ser un empresario de trayectoria y son los empresarios los que han llevado a Panamá a tener el atractivo financiero del que disfruta hoy…

Creo que ni los analistas políticos más añejos de Panamá han podido dar un análisis tan sencillo, tan elocuente ni tan acertado.

TROVADORES
Me metí en Google a ver si encontraba alguna foto de Balbinator para pegarla en este post y me encontré con esto en kaosenlared.net, un sitio español con una agenda un tanto comunista… OH MY GOSH!!! No quiero imaginarme que este tipo sea vecino mío… y si me desaparecen?

BALBINA DE PERIÑAN, HEROÍNA PROLETARIA

Balbina de Periñan, heroína proletaria,

firme, dulce, solidaria,

voz y puño de proceso.

Tu accionar causa embeleso

en la patria libertaria,

que ve en ti reproducida

la consigna enaltecida

que emana del Comandante:

firme, firme, el paso avante,

por Panamá dar la vida.

Balbina de Perñàn, norieguista inclaudicable,

que al creador del Nuevo Dil

volaste en pedazos mil.

San Miguelito es testigo

de tu empeño formidable.

Desde la loma hasta el puente,

tu furor se hace presente.

Muerde el polvo el sedicioso,

tras rabiblanco enemigo,

no desmayas en su acoso.

Balbina de Perñàn, azote del civilista,

con tu espada siempre lista.

Al antipatria gringuero,

con tus huestes vuelves cero

con enérgico empellón.

Manuel y tú dan revista

al insigne Batallón.

Palo, cutarra, machete.

Tu garganta se enronquece

de patriótica emoción.

Balbina de Periñán, savia del pueblo es tu vida.

En tu voz, tu brazo y luz,

cura de la imperialista herida,

no será pesada cruz

sino misión aguerrida.

Con las Fuerzas de Defensa, en eterno matrimonio,

castigarás las ofensas del oligarca rapaz.

Gloria al PRD darás.

Quien toque a Manuel Antonio lo mandarás al demonio.

Y sin dar un paso atrás.

A.M.F.

Poeta Revolucionario.

San Miguelito, Mayo de 1989.