Ya apagué la tele y mi hijo se durmió. No me interesa quien gane, pero es bonito ver a una compatriota representar a su país, aun si es en algo que considero frívolo y obsoleto como el Miss Universo, en especial si se trata de una chica de barrio y echá pa lante como Yomatzy Hazelwood.
Espero que su vida post-corona sea una de éxito, muy distinta a la de una de sus predecesoras de quien he escuchado que por más linda gente que sea, la pobre no da pie con bola en la farándula, pero nadie le dice que lo más sano sea teminar la u y hacerse una carrera en algo para lo que sí sirva…
No creo que algún día que me sienta representada por una concursante a Miss Universo, independientemente de su color u origen socieconómico, pero me da dolor ver que tras que son exhibidas vía satélite a todo el mundo, comentan de ellas de forma despectiva sobre los dientes de una, el traje de la otra, la panza, el cabello, etc, etc, ad nauseum. ¡Y son puras mujeres las que comentan!
No me cabe duda que los peores enemigos de las mujeres somos nosotras mismas.
#andworldpeace

Anuncios