Empieza a sentirse la calma antes de la tormenta. Aquella que ataca cuando te has vuelto insensible a las falsas alarmas.

Empiezan a escucharse los “que tal si”, “si hubiese” que tanto nos atromentan.

Ya Juan Carlos Navarro empezó a echarle la culpa de la derrota del PRD a Balbina, lo que no es más que restregarle la sal a una herida abierta y bastante profunda.

Cúpula del partido oficialista está dividida

Navarro: Balbina llevó el PRD al desastre electoral

Tras menos de 24 horas del cierre de las urnas, Juan Carlos Navarro salió a responsabilizar a Herrera de la ‘estrepitosa’ derrota electoral.

 

Leonardo Flores
lflores@prensa.com

Juan Carlos Navarro, el compañero de fórmula de Balbina Herrera, responsabilizó a la candidata oficialista y a otros altos mandos del Partido Revolucionario Democrático (PRD), de someter a ese colectivo a la peor debacle electoral de su historia.

“Comprendo que luego de lo ocurrido, y que como candidata haya llevado al partido a este desastre electoral, la compañera todavía esté un poco resentida y golpeada. No obstante, no es correcto anteponer aspiraciones o ambiciones personales a los intereses del país y del partido”. Por ello, solicitó que el Comité Ejecutivo Nacional, del cual él forma parte, convoque al Directorio Nacional para que pida cuentas y tomen las acciones necesarias contra los dirigentes responsables de que se haya roto la alianza entre él y Herrera para ir a la Presidencia y a la Alcaldía de Panamá. “No podemos seguir premiando la traición, el juega vivo y el abandono de la ética en la política. Allí están las consecuencias: la estrepitosa derrota a la que nos llevaron algunos irresponsables”, dijo Navarro.

El mismo domingo 3 de mayo, el ex presidente Ernesto Pérez Balladares había pedido la renuncia del CEN.

Herrera, por su parte, dijo que ella se convirtió en la dirigente de la oposición y que por el momento comenzará un recorrido nacional para agradecer el apoyo.

Lo más seguro Navarro se esté lamentando, por que en efecto, si lo hubiesen elegido en las primarias del PRD, tal vez hubiesen ganado o al menos obtenido más votos.

Si tomamos en cuenta que el PRD sacó menos votos que el número de adherentes registrados, esta derrota es un rechazo directo a Balbina Herrera, no solo como posible líder de nuestro país, sino como líder dentro de su propio partido.

Aunque la verdad yo no sé qué más podíamos esperar de alguien que no solo habló pestes de su propia compañera de partido, sino que pataleó para que lo incluyeran en la fórmula ganadora.

Anuncios