He escuchado varias veces que bien pendejo es aquel que presta un libro, pero más pendejo todavía el que lo regresa. La regla aplica también para formatos de música o películas… De esta forma perdí Dizzy Up the Girl de Goo Goo Dolls, Enema of the State de Blink 182 y creo que ABBA Gold, pero también tengo Cool Hand Luke y The Rolling Stones Rock n Roll Circus.

Parece que George Washington llegó también a escuchar de esa frase, ya que según reportes de Associated Press, el que fuese el primer presidente de los Estados Unidos tiene unos 220 años de retraso en la devolución de dos libros: uno llamado “Law of Nations”, y el otro, un volumen de debates de la Casa de los Comunes de Gran Bretaña.

Según el artículo titulado George Washington racks up late fees at NY library, ambos libros debieron regresarse el 2 de noviembre de 1789.

Dice Mark Bartlett, el bibliotecario en jefe de la New York Society Library, que no está interesado en cobrar el acumulado en multas, pero que le encantaría recobrar los volúmenes… bueno, tampoco es que tiene a quién cobrarle.

Anuncios