La foto a continuación me la envió mi novio este martes como advertencia de no transitar por la Ave. Balboa, luego que la caida de una plancha de acero terminara con la vida de Edwin Vallejos, taxista que transitaba cerca del sitio de construcción de Rivage Tower.

Según los noticieros, la inspección que se dio al edificio posterior al accidente reveló múltiples no conformidades a las directrices de seguridad existentes en el país, empezando con que no había un oficial de seguridad designado en la obra.

Escuché por ahí que no hacían ni 15 minutos antes del accidente, el alcalde capitalino Bosco Vallarino había estado en la obra. Sería muy fácil hacer chistes insinuando que Bosco fue el que saló la obra, o que fue por el que se aflojó la plancha de metal.

Por posible que fuera esto, aquí el chiste es escuchar a Genaro López hablando en televisión sobre las fallas fatales incurridas por los promotores de esta obra cuando la realidad es que ni a Genaro le importa cuidar la vida de sus compañeros de sindicato, ni ellos mismos toman propiedad de acciones accesibles y sencillas de cuidar su propia vida.

Por si fuera poco, ese mismo día una mampara de seguridad mató a Iván Rosero, un obrero que trabajaba en la construcción del edificio Bay Star, también en Ave. Balboa, siendo esta la tercera fatalidad en este proyecto.

Usen sus cascos, botas, guantes, gafas, chalecos que para eso están.

Si no se los proveen, exíjanlos. Es su derecho y su deber.

No sean machitos ni temerarios, que por andar de graciosos muchos han ya dejado viudas y huérfanos. Juan Seguro vivió mucho tiempo.

Hagan la tarea de averiguar cuánta gente allegada a Genarito percibe sueldo del SUNTRACS, qué carros tiene y cuántas casas tiene y donde. Ahí sabrán dónde quedó el 6% que les descuentan de su pago.

Anuncios